Categorías
Tutoriales

¿Qué es un codificador médico?

Los codificadores médicos traducen la información del paciente en códigos universales para registros médicos y facturación precisos.

Un codificador médico traduce detalles de los documentos médicos de un paciente, como notas del médico, informes de laboratorio, procedimientos y diagnósticos en códigos médicos universales para mantener registros médicos precisos. Los proveedores de atención médica y las compañías de seguros utilizan estos códigos estandarizados para facturación y mantenimiento de registros.

Este papel administrativo es importante dentro de la industria de la atención médica en alta demanda. Aprende más sobre lo que hace un codificador médico y si esta carrera es adecuada para ti.

¿Qué es la codificación médica?

La codificación médica es el proceso de tomar la información de atención médica de un paciente, como procedimientos médicos, diagnósticos, equipo médico necesario e información de servicios médicos de las notas del médico. Un codificador médico transforma esta información en códigos alfanuméricos médicos universales.

Hay tres tipos de códigos alfanuméricos médicos universalmente conocidos:

  • Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE): La Organización Mundial de la Salud (OMS) creó este código utilizado internacionalmente. El sistema de clasificación se utiliza principalmente para el registro de la salud y la recopilación de datos, entre otros usos. Estos códigos pueden clasificar síntomas, enfermedades, afecciones y causas de muerte.
  • Terminología de Procedimientos Actuales (CPT): Los códigos CPT identifican procedimientos médicos, quirúrgicos y diagnósticos y servicios dentro de los EE. UU. La Asociación Médica Estadounidense (AMA) desarrolló este sistema, que incluye tres categorías: procedimientos y prácticas médicas contemporáneas, laboratorios clínicos y tecnologías emergentes.
  • Codificación Común de Procedimientos de Atención Médica (HCPCS): Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) desarrollaron este sistema de codificación para ayudar con el procesamiento de reclamaciones de seguros para Medicare u otros proveedores. Los codificadores los utilizan para registrar procedimientos médicos, productos, suministros y servicios.

El uso principal de la codificación médica es garantizar que las compañías de seguros y los proveedores de atención médica paguen y procesen las reclamaciones correctamente, pero el sistema también es valioso para fines de investigación y mantenimiento de registros médicos básicos para los pacientes.

Cada código informa a las compañías de seguros, investigadores y proveedores de atención médica el diagnóstico exacto, procedimiento y/o servicio médico proporcionado. En resumen, estos códigos actúan como una forma universal de cuantificar visitas médicas y hacer que las notas del médico sean menos abstractas para las compañías de seguros y futuros proveedores de salud.

Responsabilidades de un codificador médico

Una de las responsabilidades principales de un codificador médico es garantizar la precisión de los registros médicos que transcribes y los códigos que utilizas. Otros requisitos laborales de un codificador médico incluyen la competencia en una variedad de códigos médicos y el cumplimiento del código de ética de la codificación médica.

Algunas de las responsabilidades diarias de los trabajos de codificación médica incluyen:

  • Transcribir la información del paciente en los códigos médicos apropiados
  • Examinar documentos y registros médicos en busca de información faltante
  • Realizar auditorías de registros
  • Recopilar, investigar y archivar información médica del paciente
  • Garantizar que todos los documentos sean gramaticalmente correctos
  • Cumplir con las pautas y políticas de codificación médica

Codificación médica vs. facturación médica

La codificación médica difiere de la facturación médica en que la facturación médica se ocupa de transacciones financieras entre las compañías de seguros y los proveedores de atención médica. Un facturador médico se encarga de procesar reclamaciones de seguros, generar facturas y administrar saldos y pagos para los proveedores de atención médica.

La codificación médica, por otro lado, solo extrae información de facturación y detalles del historial de un paciente para traducirlos a codificación médica. Por lo tanto, aunque ambas profesiones se ocupan de registros médicos, de hecho son trabajos completamente diferentes.

Salario de la codificación médica

Un codificador médico que trabaja en los EE. UU. gana un promedio de $46,660 al año o $22.43 por hora. Este promedio salarial incluye a todos los especialistas en registros médicos e información de salud, por lo que es posible que ganes más que este promedio dependiendo de dónde trabajes, las certificaciones que tengas, tu nivel de experiencia profesional y las horas y/o turnos que trabajes.

Perspectivas laborales

Los codificadores médicos tienen una demanda relativamente alta. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de los EE. UU., la profesión puede esperar ver una tasa de crecimiento del 7 por ciento, que se considera un crecimiento promedio. La BLS también predice que se agregarán 12,300 empleos adicionales entre 2021 y 2031.

Habilidades necesarias

Las compañías de seguros, los proveedores de atención médica y los pacientes confían en la precisión de los registros médicos. Por lo tanto, la atención al detalle es fundamental, al igual que la competencia en los sistemas de codificación que utilizarás en tu instalación de atención médica particular.

Considera estas habilidades clave si deseas convertirte en un codificador médico:

  • Atención al detalle
  • Manejo del tiempo
  • Altos estándares éticos
  • Habilidades organizativas
  • Paciencia
  • Fortes habilidades de comunicación
  • Conocimiento o capacidad para aprender rápidamente sistemas de software

Requisitos de educación

No necesitas experiencia previa en codificación médica para convertirte en un codificador médico; sin embargo, muchos programas de certificación requieren al menos un año de experiencia laboral profesional. Si necesitas ganar experiencia profesional antes de obtener la certificación, considera solicitar puestos como asistente de facturación donde obtendrás una visión indirecta del proceso de codificación médica.

Certificaciones

Una certificación de codificación médica es una credencial en codificación y facturación de atención médica. Muestra que has aprendido un sistema específico de codificación médica, o sistemas, junto con los conceptos básicos de cómo traducir los datos médicos del paciente en códigos.

Si decides obtener una certificación en codificación médica, tienes muchas opciones. Puedes obtener certificaciones en codificación general o una certificación de codificación médica especializada. También puedes optar por acumular múltiples certificaciones.

Lo más importante es elegir un programa acreditado como el Instituto de Administración de Prácticas (PMI), la Asociación Estadounidense de Información sobre la Gestión de la Salud (AHIMA) o la Academia Estadounidense de Codificadores Profesionales (AAPC). Cada una de estas organizaciones acreditadas tiene su propio conjunto de certificaciones, cada una con variaciones en el sistema de codificación médica enseñado y la aplicación (es decir, tipo de instalación de atención médica).

Puedes obtener certificaciones de codificación general como un certificado de Codificador Médico Certificado (CMC) o un certificado de Codificador Profesional Certificado (CPC-A), o certificaciones de codificación especializada como urología o cuidado pediátrico. La certificación que elijas puede ayudarte a alcanzar tu camino profesional ideal.

Aunque la certificación es opcional en muchos casos, un estudio realizado por la Academia Estadounidense de Codificadores Profesionales (AAPC) encontró que los codificadores médicos certificados ganaron un 27 por ciento más que los codificadores médicos sin certificación.

Puedes completar un programa de certificación en cualquier momento a lo largo de tu carrera en codificación médica. Algunas personas obtienen su certificado para obtener un trabajo de codificación médica, mientras que otros obtienen certificaciones después de completar su título de asociado. Algunas personas obtienen su licenciatura, pero no suele ser un requisito. Cada empleador tendrá sus propios requisitos de capacitación específicos.

Cómo convertirse en un codificador médico

Comenzar en la codificación médica requiere los siguientes pasos.

1. Cumplir con los requisitos básicos.

Los requisitos básicos para conseguir un trabajo de codificación médica son completar la formación en codificación médica. Esto se puede hacer a través de un programa de grado asociado en codificación médica, un certificado en codificación médica de una organización acreditada, o a través de la formación interna en el trabajo proporcionada por un empleador. Para ser elegible para la formación, necesitarás tu diploma de escuela secundaria o GED.

2. Completar la formación en codificación médica.

Si optas por obtener tu grado asociado en codificación médica, busca un programa de buena reputación ofrecido en un colegio comunitario o escuela vocacional. Hay opciones presenciales y en línea.

Si prefieres obtener un certificado en codificación médica, piensa en dónde te gustaría trabajar. Luego intenta adquirir experiencia profesional en ese campo de atención médica en particular, ya que muchos programas de certificación requieren cierta experiencia previa en codificación médica y/o un grado asociado.

3. Obtener tu certificación en codificación médica.

Puedes obtener tu certificación en codificación médica después de completar un grado asociado en codificación médica o incluso sin tener un grado. Las certificaciones de nivel de entrada pueden ayudarte a conseguir un trabajo en codificación médica. Puedes obtener certificaciones especializadas en codificación médica en cualquier momento de tu carrera como codificador médico. Una lista completa de todas las certificaciones en codificación médica está disponible a través de las tres principales organizaciones nacionales de acreditación: PMI, AHIMA o AAPC. La mayoría de los programas de certificación incluyen un examen final que debes aprobar para obtener tu certificado.

4. Actualiza tus habilidades en codificación médica.

Después de completar la formación o obtener la certificación en codificación médica, tómate el tiempo para actualizar las habilidades más demandadas que necesitarás como codificador médico. Por ejemplo, puedes inscribirte en un curso sobre software médico o modelos de reembolso como los ofrecidos en Coursera. También puedes solicitar materiales de formación adicionales a tu empleador específicos a sus necesidades como proveedor de atención médica.

5. Busca un trabajo.

Cuando llegue el momento de buscar un trabajo, pregúntate en qué área de la industria de la atención médica te gustaría trabajar y para qué estás calificado. ¿Hay alguna especialidad que te interese, como pediatría? ¿Quieres solicitar trabajos en tu área para obtener algo de experiencia profesional primero? También puedes estar interesado en un trabajo de codificación médica remoto.

¿Cuánto tiempo se necesita para convertirse en un codificador médico?

Se necesitan alrededor de dos años para convertirse en un codificador médico si optas por obtener tu grado asociado. Puede llevar de nueve a 20 meses convertirse en un codificador médico si eliges inscribirte en un programa de certificación.

¿Dónde trabajan los codificadores médicos?

Los codificadores médicos pueden trabajar en consultorios de médicos u otras instalaciones de atención médica. Pueden trabajar en oficinas o de forma remota. Aquí hay una lista completa:

Servicios de consultoría: Un consultor de codificación médica puede trabajar en una variedad de consultorios médicos y pueden viajar o trabajar de forma remota. Su trabajo es verificar la precisión de los registros médicos. También pueden capacitar a otros codificadores médicos.

Agencias gubernamentales: El gobierno federal es un importante empleador de codificadores médicos. Pueden emplear codificadores médicos para agencias federales como la Guardia Nacional del Ejército, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y el Departamento de Asuntos de Veteranos.

Hospitales y clínicas: Los hospitales y clínicas son uno de los lugares más comunes donde trabaja un codificador médico. Normalmente tienen varios departamentos de facturación que requieren muchos codificadores médicos.

Compañías de seguros: Las compañías de seguros pueden contratar codificadores médicos para verificar la precisión y la verificación de las reclamaciones médicas que provienen de los proveedores de atención médica. Los codificadores médicos que trabajan en estos entornos deben ser bastante competentes en codificación médica.

Residencias de ancianos y centros de vida asistida: Los codificadores médicos de residencias de ancianos trabajan en centros de vida asistida, centros de cuidados paliativos, residencias de ancianos y otras instalaciones que atienden a personas mayores. Pueden trabajar con diferentes tipos de códigos médicos específicos para servicios para personas mayores.

Trabajo remoto: La codificación médica es un servicio que algunos proveedores de atención médica subcontratan. Algunos codificadores médicos pueden trabajar de forma remota. Los requisitos incluyen formación adecuada, acceso a internet y una computadora confiable. Algunos codificadores médicos remotos son empleados a tiempo completo o parcial, mientras que otros trabajan como contratistas o autónomos. Normalmente, los empleadores tienen requisitos de privacidad y seguridad de HIPAA ya que accederás a los registros médicos de las personas.

Comienza hoy

La codificación médica es una carrera altamente accesible con espacio para crecer. Inscríbete en un programa de codificación médica y obtén tu certificación para comenzar. Hay programas en línea y presenciales disponibles. Es posible que te interese la Introducción al Software Médico de Yale para familiarizarte con el software en el campo de la atención médica.

El contenido de este artículo fue traducido de artículo original

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *